Una puerta abierta, para un pensamiento.


Desde siempre he sido una fanática de la moda. No una fashion victim, no. Ya que para ser una fashion victim as de ser muy camaleónica y en mi opinión perder tu propio juicio y estilo.

Hasta hace poco más de un año, era otra joven más que se encontraba fuera. Denominémoslo “observadora”. De el complejo mundo en el que se sumerge la moda. Un mundo que generalmente se conoce como superficial, adinerado e influenciado.

No considero haberme sumergido en todas sus complejidades, pero si que he llegado a saborear un poco de lo que lo rodea, adorna y crea.

Ahora mismo si saliésemos a la calle y preguntásemos a la gente que cada día nos cruzamos por la calle una simple pregunta como, “¿Qué es para ti y con que asocias moda?” nos encontraríamos con diversas contestaciones. Pero por desgracia, la gran mayoría se reduciría a relacionarlo con un mundo de dinero, marcas y gente “superficial”.

Personalmente, me hace gracia cuando por ejemplo tomando algo con amigos puede uno saltar con el típico comentario como “claro tú escribes un blog de moda y te va todo eso de que me pongo hoy que se lleva blablablá”. Sinceramente no me ofende. Me da risa, ya que después de oír ese supuesto comentario astuto que te ha de marcar como una persona superficial y de poca personalidad, pasas a mirar de arriba a bajo su atuendo y ves como cada cosa que ha seleccionado por mucho que afirme haberse puesto lo primero que pilla esta tan influenciado por el mundo de la moda como lo que yo misma puedo llevar puesto.

Eso me lleva a la asociación de la palabra moda con la tribu urbana “pijo”. Bastante gente dice es pijo porque viste de marca. Bien, es probable que esa tribu urbana siga una serie de estilos o pautas o marcas que son mucho mas influenciadas por marcas de renombre o son marcas de renombre en si, pero al igual que los “pijos” cada tribu urbana sigue sus pautas y marcas.

Recuerdo de pequeña, un día alguien me dijo: “tu eres pija porque vistes de ripcurl y billabong y así… y esa ropa es muy cara”. Al mirar lo que llevaba me izo gracia, ya que era persona había caído en una moda pasajera (gracias a dios) que hubo de vestir de motor, killoff, etc. Marcas que como parece ser que no sabia, eran igual o mas caras que las que llevaba yo.

Y bien… Si el mundo de la moda, por lo que he llegado a observar es elitista. Por desgracia, ¿Qué mundo no lo es hoy en día?

Gracias a internet, hoy en día todos podemos tener una voz con blogs, twitter, instagram… cualquier tipo de red social. Y aunque a bastante gente que esta dentro de esa elite, en cualquiera de los mundillos o ámbitos en lo que existen, no les guste, todos tenemos derecho a opinar y expresarnos.

Yo escribo sobre moda…

No muestro mi estilo personal todos los días, como muchas bloggers que respeto y admiro. Me expreso y opino. Puedes pensar que es superficial o que soy otra “Barbie” más sin cabeza. Puede que simplemente como yo me exprese no te guste.

Yo me entretengo y cuando llega el final del día, ¿no es eso lo que cuenta?

3 pensamientos en “Una puerta abierta, para un pensamiento.

  1. Hombre, en algún momento todos juzgamos a los demás sin darnos cuenta de que se nos podría juzgar ese mismo momento a nosotros mismos por lo mismo… pero que le vamos hacer, somos humanos y es mucho más fácil ver la paja en el ojo ajeno que la viga en el propio no?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s