Aprende a dejar de fumar (parte 2)


Tienes que tener en cuenta que si quieres dejar de fumar, este tipo de situaciones que yo llamo “la cadena adictiva” te creara ansiedad. Tienes que ser fuerte para poder superar las necesidades que te surgirán pero para ser fuerte necesitas cumplir el primer requisito para que esto funcione…

Tienes que realmente querer dejar de fumar.

Yo recuerdo que quería, pero realmente no me acababa de convencer a dar el paso. Bajaba la dosis pero al final siempre volvía a la normal. Poco a poco mi pareja, que no fuma, acabo convenciéndome a que ya era hora de dejarlo.

¿Buscas motivaciones para dar el paso? Estos pueden ser algunos de ellos.

1º El tabaco te produce oler a ello. Cuando llevas mucho tiempo fumando, ese olor se te hace casi indetectable y algo normal o a veces un olor que te hace la boca agua provocándote ganas de fumar. Pero ahora párate a pensar algo… ¿Recuerdas la primera vez que oliste a algún fumador?

Yo recuerdo mi primera vez. Mi profesora de 6º de primaria fumaba en cada recreo. Recuerdo el olor tan horroroso que emitía por fumar.

Ese mismo olor es el que emites tú cuando fumas. Para aquellos que no fuman es un olor desagradable y potente.

2º Cada cigarrillo te acorta más la vida, con lo que te vas matando poco a poco. En ves de llegar a vivir hasta cierta edad, acabaras abandonando este mundo antes.

¿Quieres no poder disfrutar de lo que te espera en un futuro?  Perderás tiempo de disfrutar de tus hijos o nietos o vete a saber que… Que tampoco llegaras a saber si sigues fumando.

3º Los dientes se te vuelven amarillentos. Mucha gente cumple el lavarse los dientes 3 veces al día (después de las comidas) a veces incluso más. Otra gente ha sufrido ortodoncias y otra serie de adaptaciones dentales para lucir una dentadura perfecta, pero fumando esa dentadura pasa a ser anaranjada y no tan atractiva o bonita como deseada.

Muchos piensan, “Bueno, pero uso un blanqueante y problema resuelto”. Analicemos esto… Te lavas los dientes con algún efecto blanqueante o vas a que te los blanqueen y mas tarde fumas. ¿No te parece un tanto ridículo? Ya que cada paso para adelante que des hacia una dentadura blanca y perfecta, das dos hacia atrás al volver a fumar un cigarro.

Estas son algunas de las muchas razones que puedes encontrar para convencerte a dar el paso y dejar de fumar. Si te convences y das el paso a dejar de fumar… ¡Felicidades! Estas listo para seguir.

…continuará

2 pensamientos en “Aprende a dejar de fumar (parte 2)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s